Amor entre hombres

Papá:
Si había cosas fuera de lugar o esas que te molestaban, nunca tuviste pudor en decírmelas, pero el verte sin palabras aquella noche y casi verte soltar lagrimas es algo que ronda mi mente, y que a veces pienso que perderé el sueño por ello. 
''Amor entre hombres'' es ese que tú sentías por mi cuando te regale algunos libros, cuando te hacía dibujos, cuando te enseñaba mis notas. ''Amor entre hombres'' es ese que yo sentía cuando veía tu cara de satisfacción, tu cara de ánimo, cuando escuchaba tus palabras de aliento. Pero ese amor entre hombres que yo siento... no es algo que tú puedas sentir, papá.
¿Cómo te explico tantas cosas si sé que no las quieres escuchar? ¿Cómo hablar contigo como antes si siempre estas a la defensiva? Recuerdas mis miedos, pues sabia que todos confluían en ti, en tu personalidad y cada uno de ellos se ha vuelto oscuro y se han roto como cristal golpeado por una piedra, destrozado sin piedad.
''Amor entre hombres'' es el pasaje al infierno, es lo indefinido de la sociedad... pero nadie se mete en otros sitios, porque cuando el amor reina, el odio busca un sitio por donde colarse. ''Amor entre hombres'' es lo anormal, es eso por lo cual mi madre siente una decepción demasiado grande por mi como para mirarme a los ojos por más de un rato, ese por el cual mi abuela piensa que moriré en el infierno y no tengo salvación, ese por el cual tú te alejaste de mi -consciente o inconscientemente-... He tratado de ser fuerte, he orado... pero las aristas de ser homosexual y cristiano a la vez se dan una y mil veces, se muestran, la gente toca y rompe los bordes, hace daño y se va.
¿Sabes que ya han hablado de mi? ¿Sabes que he sido tema de conversación? Digo...siempre lo he sido pero ahora un tinte oscuro se filtra en las palabras y las cosas, y la vida se vuelve café amargo, sin azúcar, sin ti, sin las personas que consideraba importantes.
Quizá leas esto en algún momento, quizá no, ya me no me dan miedo muchas cosas,pero si me aturden unas cuantas otras... pensándolo bien, tu aún me asustas. Pero tendré que superarlo si me condenas igual que ya muchos otros lo han hecho.
¿Piensas que fue mi elección? ¿Piensas que yo decidí que mi cuerpo y mis sentimientos se comportaran así? No... Las emociones no se dominan de esa forma, y tú mas que nadie lo sabe, hay emociones con las que naces y no puedes cambiar. Cosas que sientes y no puedes evitar... Puedes reprimir, pero siempre estará allí. 
No vivo en hipocresía desde hace tres semanas, y van contando. Yo adoro todo lo que hago, amo a Dios, pero bajo las leyes impuestas por los hombres estoy... condenado. Esto es gracioso pues recuerdo una vez que me dijiste: ''Ningún hombre debería tener el derecho de interpretar y legislar la Palabra de Dios, no la biblia, no la ley... nada'' Pero aun así, lo que escucho de la condenación -y por lo cual es pecado- es dicho por los hombres, y toman en literal las cosas que dicen en la Biblia sobre los homosexuales... pero no toman en literal que por ejemplo... se debe apedrear a los niños que no obedezcan a sus padres, matar a loa hombres y mujeres que usen dos tipos de tela en la ropa, apedrear y crucificar el adulterio... ¿Entiendes lo que te quiero decir? ¿No? ¿Si? No lo sé. La verdad es que me da curiosidad, pero hasta que no decidas hablar conmigo, estos sentimientos seguirán rondando mis pensamientos y llenando los recovecos de mi imaginación, hasta que no escuche que todo está bien o que me odias por completo. Aunque...  ''Todo esta bien y estará mejor'' de allí me agarraré. Eso último que escuché de tu boca.
''Amor entre hombres'' es lo que también siento por ti aún, pero también ese término va mas allá de eso. Porque te amo, papá. Pero he amado de otras maneras, a otros hombres. 

Tu hijo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Carmín

Skin