Te regalo

Recuerdo con claridad que en la primera entrada de tu blog
decías no saber si el color verde volvería a tu vida
no sabías si la esperanza y la paz volverían a tu vida
y ahora te pregunto... ¿Han vuelto?

Te regalo las praderas del campo, verdes cristal
donde sopla brisa fresca, donde hay paz y armonía
Te regalo las montañas que bordean el bosque, verde oscuro
donde es frío y agradable y el sol se filtra por entre las hojas.

Te regalo las hojas de los arboles, que el verano pinta de verde brillante
suaves, danzarinas en el viento, apacibles... esas que pintan la luz de otro color
Te regalo el verde reflejado en los lagos y arroyos
verde calmado, donde puedes sumergirte y ser uno con la tranquilidad.

Te regalo el verde que crece sobre las rocas, el musgo
que sirve de almohada a los cansados viajeros y medicina a los enfermos
Te regalo el verde del mundo, en sus distintos tonos para que sepas...
que hay paz y armonía... y esperanza en todos lados.

No recuerdo el momento exacto donde la flecha cayó en mi pecho
No recuerdo cuando me volví cautivo de este bosque
pero sé que te pertenece de maneras inexplicables
y la luz siempre se filtra aun cuando la noche es oscura.

Un color tiene distintos tonos... pensabas que ese color nunca volvería
Llorabas amargamente el (des)amor y el dolor
pensabas que ese verde, tu color -mi color- no volvería
pero ahora te pregunto... ¿Ha vuelto?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ocho

Carmín

Skin