Osos voladores

Porque la poesía tiene tintes desconocidos
y se escribe con las plumas de los ángeles caídos,
por eso, mi amado, te escribo esto con lentitud
sintiendo cada palabra y emoción.

Han pasado horas, que parecen días
y días que parecen meses desde que te conocí.

Los osos aprendieron a volar y los leones a bucear
Las rosas son de arcoiris y nuestras palmas chocan los cinco con desconocidos.
Estamos encerrados en un circulo vicioso de amor infinito
así como el que me profesaste, así como el que te profeso.

Han pasado segundos, que parecen minutos
y minutos que parecen horas,
horas que parecen días,
y días que parecen meses desde que te conocí.

Camino por sendas desconocidas y tú apareces en cada una
mis pensamientos te tienen reiteradamente a ti
Camino por sendas desconocidas y apareces tú en cada una
mostrándome distintos tipos de sacrificio y felicidad.

Han pasado segundos, que parecen minutos,
minutos que parecen horas, horas que parecen días
días que parecen meses y meses que parecen años
desde que te conocí.

Duermo en tu protección, en tus pensamientos y en tu creación
Despierto allí mismo y vivo allí mismo
me entrego por completo cada día
hoy sí, mañana sí y por siempre sí.

Brindemos por los osos que pueden volar
Los leones que pueden nadar
Los peces que pueden caminar
Los perros que maullan y los gatos que ladran

Alli nos encontraremos, porque...
Al final del arcoiris no hay oro, hay vida.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor entre hombres

Carmín

Skin