sábado, 1 de julio de 2017

Llavero vacío

Pensando en el mundo
me acordé de un llavero
y por ende de una persona.
La persona no está y el llavero está vacío.
Las llaves ya no cuelgan del aro y él ya no esta a mi lado.
¡Ja! Ganamos, ganamos, ganamos...
Ganamos la vida eterna
con los recuerdos de tardes de café y películas,
con mañanas de desayunos y té,
con noches de panaderías y caminatas largas.
Cada uno tiene algo que recordar y olvidar
pero las almas tienen memoria permanente,
lo que nosotros olvidemos ellas lo recordarán,
lo que no sepamos ellas lo sabrán
y a pesar de no estar físicamente juntos,
nuestras almas dazarán en la nada,
hasta que nuestros cuerpos vuelvan a chocar los cinco.
En otras noticias estoy bien, tus primeros recuerdos en este lugar
a pesar de tener un fondo gris, espero llenarlos de tonalidades claras,
a pesar de que hay un vacío rondando en el llavero y en la vida,
espero que leas esto, mi querido lector, con las ganas que yo lo escribo,
enérgico y lleno de alguna emoción desconocida para los mortales,
pero que podemos sentir.
Llaveros vacíos, almas separadas,
vías unidas y canciones de amor desesperadas.
I Will see you again, over here, over there!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cometer

Son solo pequeñas cosas las que me hacen pensar que tú y yo somos el uno para el otro... pero de pequeño se va a lo grande y he cambiado...