Luces y sombras

Tengo tantas cosas que quiero decir, pero tan poco tiempo y tan poca memoria. Una noche, un día, una tarde, todo me parece distante, lejano e insuficiente, onírico, incorpóreo. No hay recuerdos, solo una nebulosa y momentos que se pierden como el agua en las manos del pescador.
Luces, humo, Dioniso, cualquier cosa puede pasar, cualquier cosa pudo pasar... estoy atrapado en los recuerdos no lúcidos de una noche luminosa. Ir y venir entre la gente, la música y luego... no saber quién soy o que idioma hablo, solo un vestigio de la persona que era minutos atrás... Porque el ser humano necesita envenenarse para divertirse.
Al final logré salir con vida de aquella noche, las luces ya no eran tan brillantes, las personas desaparecieron de mi alrededor, todo se volvió negrura hasta que la bondad de los rayos del sol iluminaron la nueva habitación que me acogía, todo esta dando vueltas y sentía que ya no me quedaba alma.
Lagrimas de soledad, de rencor y decepción corrieron por mis mejillas, seguidas de carcajadas que despertarían a cualquier muerto. Aparentemente seguía en el estado de la negrura pero rodeado de luz. Me reí mas fuerte hasta que el mundo dio vueltas y Morfeo reclamó mi presencia en sus dominios otra vez.
Recuerdo quién soy y que idioma hablo... a penas; pero no recuerdo nada más que luces y sombras de sueño en una noche despierta.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ocho

Carmín

Skin